De lo peor, lo mejor.

Considero que uno de los grandes placeres en la vida es comer, sin duda cada uno de los países a los cuales he viajado tiene su encanto y belleza pero ninguno como mi país favorito en el mundo México. Por lo cual hago visitas a los diferentes rincones del mismo estas visitas duran meses ya que recorro las ciudades, pueblos o playas, mientras conozco un poco de la cultura, costumbres y tradiciones me divierto además de encontrarme con las delicias de la gastronomía.

Los mexicanos preparan la comida con tanto esmero y técnicas heredadas de generación en generación y he comprobado que se sienten más que orgullosos de ello pues algunos patillos son patrimonio inmaterial de la humanidad, la base de su alimentación es por supuesto el maíz acompañado de todas las combinaciones posibles frijol, chicharrón, chile, papa, queso, hongos, flores de calabaza y mucho más en diversas presentaciones tamales, tacos, gorditas, quesadillas o burritos que por cierto nada tiene que ver con lo que se cree pues el verdadero burrito es una tortilla con masa de maíz elaborada a mano rellena de sal, algo que ningún viajero te contara es que la comida callejera es deliciosa a diferencia de lo que muchas personas piensan, pues tienen dudas sobre la calidad e higiene por aquello de la venganza de Moctezuma, esto es una creencia en la que se dice que a los turistas le cae mal la comida por lo que tendrá diarrea por varios días, pero esto no sucede debido a la comida ni a su mala preparación, sino al cilantro pues cuando no está bien lavado y desinfectado causa dolor de barriga.

Viajar dentro de México es como si hubiera varios países dentro del mismo puesto que cada uno de los treinta y dos estados tienen su propia gastronomía, lengua, historia y tradición diferente según a la parte del estado a la que vayas, además también influye la época del año para  encontrar diversas festividades como la Gelagetza en Oaxaca, el carnaval en Veracruz, el día de muertos, el día de la independencia sin duda es mucho más que tacos, tequila y mariachi como vemos en las películas de cine, este país no puede entenderse sino se vive dado que es rico en cultura y la mejor forma de conocer según mi experiencia, es rentar un auto para ir de pueblo en pueblo. En cuanto a la seguridad es un tema que a muchos les preocupa pero yo sinceramente opino que están seguro como cualquier otro país del mundo aunque siempre es mejor ser precavido además de obedecer los reglamentos y señalamientos viales simplemente no ser descuidado o caminar con objetos de valor en las manos es suficiente para mantenerte a salvo.

Una recomendación para mis compatriotas españoles que deseen viajar aquí, dado que nuestro idioma suele ser seco y algo chocante, los mexicanos son todo lo contrario ya que siempre dicen por favor y gracias para todo; así que intenta añadir agradecimientos y palabras de cariño al hablar por ejemplo me acostumbre a decir amigo para todo, disculpa amigo, gracias amigo; los mexicanos son gente muy amable y cariñosa te reciben en su casa aun sin conocerte te invitan a comer y cuando te despides te dicen: vaya con Dios, que le vaya bien o que tenga un bonito día, frases de corazón aunque expresiones como ahorita o al ratito tienen un significado espacio tiempo totalmente desconocido puesto que puede ser ahora mismo, en un momento, el mes que viene o nunca.

De México se dicen muchas cosas pero hay que venir y conocer personalmente lo que no se ve y aunque no es perfecto por siempre será mi favorito.

Fuente: Señales Vimar, YouTube, México Destinos