Encuentra momentos Zen para no caer en la desesperación durante tu acoplamiento con tu bebé recién nacido

Film house

Encuentra momentos Zen para no caer en la desesperación durante tu acoplamiento con tu bebé recién nacido

Cuando damos la noticia de que seremos madres, todo mundo se pone feliz y comienzas los buenos augurios para ti y tu futuro bebé.

Vienen después los preparativos y consejos para hacer de tu próxima maternidad algo maravilloso.

Es así que comienzas a preparar con toda la ilusión la ropa de tu bebé y su recámara.

Comparas con cuidado los productos que tocarán la delicada piel de tu bebé y adquieres todo tipo de productos hipoalargénicos en cuanto a la crema para rozaduras, shampoo, cremas, etc.

Tu también te preparas leyendo mucho, comiendo bien y descansando.

Resultado de imagen para mamá y bebé

Después de esa larga espera ha llegado el momento y ahora te encuentras en casa con un bebé en brazos recién nacido y las cosas comienzas tomar un curso diferente porque viene la etapa de acoplamiento.

Tienes ante ti una personita que vas a conocer y necesita 100% de ti y tu no le quieres fallar.

Es aquí donde puede aparecer el estrés y algunas mamás llegan a tener episodios de ansiedad y / o depresión.

Todo esto es un camino y solo hay que buscar la mejor ruta y lo ideal es robarle unos minutos a tu día para regalártelos a ti para que tengas un momento para relajarte… busca entonces tu momento Zen:

a) Tomar una respiración profunda

Inhala lentamente por la nariz y exhala lentamente por la boca. Unos pocos minutos pueden reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

b) Movimiento

Coloca a tu bebé en la carriola y salgan a caminar. Haz esta rutina durante 30 minutos al día, 5 días a la semana. Si eres nueva en el ejercicio, salgan durante 10 minutos e intenta ir subiendo.

Si puedes incluir además ejercicios como el yoga, te hará muy bien. Tus sesiones bien la puedes realizar en tu hogar durante una de las siestas de tu bebé, o también lo puedes incluir en tu sesión.

Encontrarás opciones en donde puedes hacer yoga con tu bebé y será un buen momento de integración para ambos.

Aquí la idea es que no te quedes encerrada en tu hogar y dediques parte de tu tiempo de descanso a realizar alguna tarea que implique un movimiento diferente a dar de comer, cambiar pañales o arrullar a tu bebé.

c) Consigue ayuda

Si el estrés y la ansiedad se apoderan de tu vida, es posible que debas consultar a un consejero de salud mental. La terapia puede darte las herramientas para manejar mejor tus emociones.

Esto es principalmente importante si estás teniendo síntomas de lo que se conoce como depresión posparto.

Uno de los mejores momentos para aprovechar es cuando tu bebé duerme. Aquí tienes dos alternativas por hacer: dormir tu también para descansar o dedicarlo a tu momento Zen

Los bebés recién nacidos a menudo se cansan después de estar despiertos solo una hora o dos. Las primeras semanas, tu bebé dormirá unas 16 horas al día, generalmente en períodos de 2 a 4 horas, en cualquier momento del día o de la noche.

Muchos se quedarán dormidos mientras comen o chupan y eso está bien.

Resultado de imagen para bebés dormidos

Al final del primer mes, los recién nacidos comienzan a acomodar su sueño en períodos más largos.

Pero pasarán unos meses más antes de que tu bebé tenga un patrón predecible de una siesta matutina a primera hora de la tarde y al final de la tarde, y un sueño más prolongado en la noche.

Pero sea cual sea el patrón que vaya tomando, tu aprovéchalo para descansar y para tu momento Zen.

Una vez que ambos hayan entrado en acoplamiento, verás que todo fluirá mucho mejor y te sentirás bien en todos los sentidos.

Visita SoyTowi para más consejos.

P.D.: los deberes de tu casa pueden esperar… pero tu salud física y mental… no.

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter