Mi responsabilidad.

Muy a pesar de la inconformidad de mi familia deje de estudiar puesto que todos mis tíos, primos incluso mis padres y hermanos si decidieron hacer y ejercer una carrera aunque yo desde que era niño me gustaba mucho jugar con tráileres de juguete o de madera cada año le pedía a los reyes magos uno nuevo y afortunadamente siempre me complacían, después de concluir la secundaria accedí a la petición de mis papás de estudiar el bachillerato solo con el fin de que me dejaran de insistir con lo mismo de siempre pues ya hasta me sabía de memoria lo que iban a decirme, fastidiado acepte pero realmente solo les duro el gusto un semestre; puesto que aún tenía en mente dedicarme a ser chofer.

Al darse cuenta de que no iba a estudiar no tuvieron otra opción mas que dejarme conseguir un empleo lo cual hice rápidamente mi primer trabajo fue como ayudante cargador del chofer repartíamos abarrotes en las tiendas misceláneas, me divertía haciendo algo que me gustaba sin importarme ganar un sueldo muy bajo estaba consciente de que así tenía que ser mientras, por otra parte me hice muy buen amigo de Jesús el chofer, él era sobrino del dueño de la flotilla de camiones y camionetas para ser más exacto pariente del patrón, a quien aprecio y respeto mucho pues me dio mi primer oportunidad de trabajo, poco a poco fui conociendo toda la ciudad y para entonces yo ya tenía un año trabajando con ellos, estaba más que a gusto ya que en ocasiones Jesús me dejaba mover el vehículo para acomodarlo y poder descargar, tiempo después me dejaba que lo condujera en determinados tramos para que aprendiera y luego poco a poco me enseño todo los tramites y papeleos que se deben hacer; una mañana me dijo que estuviera muy atento a la hora que pesan la mercancía ese comentario me extraño mucho pues en el tiempo en que ya tenía trabajando nunca había visto eso, después de tener la carga lista para repartirla, me atreví a preguntarle cómo podía saber dónde la pesaban dado que no lo entendí en ese momento.

Chuy me explico que ese proceso se lleva a cabo en una báscula para camiones con la cual se aseguran que no se están excediendo al poner mas peso del indicado además también se hace para evitar un percance entonces me pregunto, has llegado a ver en las carreteras accidentes en las curvas ya sean tráileres o camiones; Chucho continuo diciendo a veces estos se deben a que llevan un excedente de carga mayor al de su capacidad y la charla no concluyo ahí sino aconsejándome “si te piensas dedicar a esto no solo debes saber conducir con el peso y tamaño sino que también tienes la obligación de cuidar tu vehículo y de estar muy pendiente de cualquier falla o desperfecto mecánico para hacer que este sea reparado de inmediato y por si fuera poco debes proteger la mercancía pues una vez dentro del camión es tu responsabilidad”; él fue bastante claro al decirme las desventajas y responsabilidades a las cuales tenía que estar dispuesto a someterme, al final agrego que si iba a seguir en esto tendría que despedirme de mi familia ya sea por varios días o incluso por semanas ya que los viajes foráneos eran algo que muy probablemente haríamos dentro de poco tiempo.

Mientras realizamos nuestra ruta estuve un poco callado pensando en darle las gracias a Chucho por la oportunidad y por compartir conmigo su conocimiento le reitere mis ganas de aprender mucho más y no podía dejar pasar la oportunidad de decirle que estaba dispuesto a hacer viajes foráneos. Entonces desde ese día ya han pasado quince años y sigo haciendo lo mismo.

Si quieres saber más entra a La Casa de la Báscula 

FUENTES: YouTube, La Casa de la Báscula , El Universal